Nueva camioneta RAM Rampage 2024

La marca norteamericana hace oficial el arribo de esta camioneta monocasco disponible en tres versiones: Bighorn, Laramie y R/T.

 

 

 

 

 

 

RAM trae a Chile uno de los lanzamientos más esperados de los últimos años, hablamos de Rampage, una camioneta monocasco que llega a ofrecer altas dosis de los pilares esenciales de la marca, fuerza, capacidad, lujo y tecnología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rampage es un proyecto realizado por más de 800 ingenieros y técnicos en Brasil, la cual tuvo más de 1,2 millones de horas de desarrollo y requirió una inversión de más de 1,3 mil millones de reales para poder llevarse a cabo en su lugar de fabricación que es la planta de Polo Automotor de Stellantis en Goiana, Pernambuco, Brasil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pickup está construida sobre la versátil arquitectura Small Wide de Stellantis, una base que utilizan diferentes modelos en Stellantis y está compuesta por acero de alta y ultra resistencia para garantizar mayor robustez y seguridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de sus virtudes, es su suave e inigualable andar, que se debe en gran parte de su majestuoso esquema de suspensión, McPherson en la parte delantera y Multilink en la trasera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Ram Rampage está disponible en todas sus versiones (Bighorn, Laramie y R/T) la doble cabina y con esto, cumple el tamaño ideal para las condiciones que requieren los usuarios en nuestro país.

 

 

 

 

 

 

Sus dimensiones alcanzan los 5.028 mm de largo, 2.040 mm de ancho, 1.716 mm de alto, 2.994 mm de distancia entre ejes. El despeje al suelo para las versiones Bighorn y Laramie es de 217 mm y su capacidad de carga de 1.050 kg, mientras que la R/T es de 217 mm y 750 kg respectivamente.

 

 

 

 

 

 

En cuanto a diseño, estuvo a cargo de Stellantis Center en Sudamérica, quienes utilizaron las imponentes líneas que ya conocíamos en modelos como la 1500, 2500 y 3500, por lo que el ADN de la marca se mantiene intacto.

 

 

 

 

 

 

La carrocería es completamente nueva y se prestó especial atención a todas las proporciones de la camioneta, teniendo a la vista una musculosa pick-up desde cualquier ángulo que se le mire y se complementa con sus conjuntos ópticos con iluminación led.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de sus elementos más destacables, son las dos ofertas mecánicas que trae esta Ram Rampage. En el caso de las versiones Bighorn y Laramie, bajo su capó esconden la reconocida motorización del Grupo Stellantis denominada Multijet, o sea, un motor turbodiésel de 2.0 litros que eroga sus 170 Hp en un régimen de 3.850 rpm y los 380 Nm de par en las 1.750 rpm. Su consumo homologado en ciclo mixto es de 13 km/l.

 

 

 

 

 

 

Para la versión R/T, la deportividad está a flor de piel gracias al potente motor Hurricane 4 (mismo que utiliza el Jeep Wrangler) de 2.0 litros turbo a gasolina que desarrolla 272 Hp a las 5.250 rpm y 400 Nm de torque en las 3.000 rpm. Sus números sorprenden a todos, acelerando de 0 a 100 km/h en solo 6,9 segundos y la velocidad máxima es de 220 km/h. Su consumo en tanto, es de 10 km/l mixto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambas motorizaciones se relacionan con una caja automática de nueve relaciones y todas están equipadas con tracción integral con selector electrónico 4×4, por lo que está capacitada para estar en cualquier tipo de camino.

 

 

 

 

 

 

La Rampage está excepcionalmente equipada desde la versión Bighorn (de entrada) ya que trae nada menos que una pantalla de 10,3″ para su panel de instrumentos completamente digital y otra de 12,3″ para el sistema multimedia Uconnect que dispone de conexión inalámbrica para Android Auto y Apple Carplay. Además, destaca por traer cargador inalámbrico, toma de corrientes de 12 voltios, freno de mano eléctrico con auto hold, cuatro parlantes, seis puertos USB (tres de tipo C), climatizador bi-zona, sensor de lluvia, llantas de 17″ y elementos de seguridad tales como seis airbags, control de descenso, cámara trasera con sensores, monitoreo de presión de neumáticos, anclajes Isofix, control crucero y frenos de discos en las cuatro ruedas.

 

 

 

 

 

 

La variante Laramie añade retrovisor electrocrómico, sensor de lluvia, audio premium firmado por Hardam Kardon de nueve parlantes, retrovisor electrocrómico y llantas de 18″. En tanto, la seguridad suma un airbag más (quedando en siete) y todas las ayudas a la conducción como control crucero adaptativo con Stop&Go, alerta de colisión frontal con frenado de emergencia autónomo, detección de peatones y ciclistas, monitoreo de punto ciego, detección de tráfico cruzado trasero y alerta de salida de carril con corrección.

 

 

 

 

 

 

Por último, su versión R/T suma elementos de deportividad como las dos salidas de escape cromadas, suspensión deportiva (10 mm más baja), selector modo sport R/T y llantas de 19″.

 

 

 

 

 

 

Los precios son de $27.990.000 + IVA en la Bighorn, $29.990.000 + IVA en la Laramie y $31.990.000 + IVA para la R/T. Todas incluyen bono todo medio de pago de $1.000.000 + iva y bono con financiamiento Santander Consumer C-I de $1.000.000 + iva.

 

 

 

 

 

 

Más noticias y novedades en nuestras RRSS:

Instagram: @revistatransporteterrestre

Youtube: @RTTrevistatransporteterrestre

Facebook: @RevistaRtt

Linkedin: Rtt-revista-transporte-terrestre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *